{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

miércoles, 17 de agosto de 2011

No tengo por qué estar mal.

.

Es difícil saber por dónde empezar. Estoy feliz, muy feliz. Vieron cuando sienten que todo esta bien y que nada que te pueda hacer mal te importa? Bueno así. Tuve una semana un poco complicada, bastante; pero ya está todo bien. Estoy súper tranquila, relajada; ya no tengo mil pensamientos dándome vueltas en la cabeza y confundiéndome. Decidí empezar a disfrutar de las cosas y personas que tengo, relajarme y pasarla bien. Nada de estar pensando constantemente dónde estoy parada, porque no importa dónde estoy, ni a dónde llegaré, sino que estoy bien así por ahora. Tengo ganas de abrazar a todos mis amigos , a todos y a cada uno, decirles cuánto los quiero y cuánto los necesito acá conmigo. Porque encerrarme en casa, desconectarme del mundo, llorar, pensar y ponerme mal no sirve de nada. Ayer estuve re mal y con hablar un poco con un amigo me puse re bien, y me puse a pensar que realmente soy una tarada por vivir haciéndome la cabeza por todo. Al final los únicos momentos de mi vida que amo son los que comparto con otras personas. Nada es lo mismo cuando es compartido. Tengo a mi lado a las personas que más quiero, y no tengo por qué estar mal. No necesito a nadie en mi vida que no quiera estar en ella. Me cansé de ponerme mal por gente a la que no le importo un carajo. No se merecen ni una lágrima mía, ya no. Y además les cuento que las cosas entre esa persona y yo están mejorando, estoy empezando a sentir algo demasiado lindo, él me hace bien, me ayuda siempre a estar mejor