{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

sábado, 30 de junio de 2012

All I ever needed, is here in my arms.

.
No iba a dejar que se vaya así, no podía dejarlo ir. No podía permitirme a mi misma hacer eso. Dijo que siempre eran palabras, palabras vacías. Le rogué miles de veces que por favor intentáramos de nuevo resolver las cosas. No quería abrirle la puerta y dejar que sea un conocido más. Él no dejaba de pedirme que me duerma; pero no quería dormirme y despertarme mañana sabiendo que ya no estábamos juntos, prefería no despertar jamás. Quería seguir ahí con él, no quería que se vaya. No quería que las cosas fueran de otra manera, ni que fueran con otra persona.
Viste cuando tenés un momento horrible, y no lo podés creer? Cuando se muere alguien, y no podés aceptar el hecho de que ya no esté? Era como un sueño de esos que ya no aguantás más, hacés lo posible para despertarte y lo hacés casi llorando, pero feliz de saber que no pasó nada, que fue solo un sueño; sólo que esta vez, no me iba a despertar.