{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

martes, 3 de marzo de 2015

Cosa

.
Algo que jamás vamos a entender, ni explicar, ni controlar. Algo que para tantos no es nada, lo es todo cuando pasa.
Sentir que se te desgarra el alma cada vez que esa persona te hace falta, cada vez que te alejas, cada vez que te despedís. Para después volver a sentir esa energía que nade desde tus pies hasta cada extremo de tu cuerpo, que al pasar por tu panza te revuelve todo de la forma más delicada y linda. Que enrojece tu cara y le da un brillo y ternura especial a la mirada. Y ni hablar de todas esas sonrisas y ataques de risa que no se pueden controlar.
¿Qué es todo eso? ¿Cómo puede ser que nosotros, siendo ni siquiera una miga en un universo tan grande, seamos dignos de sentir algo tan fuerte? 

Desde que me levanto a la mañana, hasta que vuelvo a dormir, pienso en lo lindo que es estar así. Lo único que puedo hacer es agradecer, además de estar viva, tener la oportunidad de vivir algo así. Ojalá (y realmente lo digo) que todas y cada una de las personas en este mundo puedan alguna vez sentirse así; porque por más cursi e irreal que suene, algo así debe simplemente significarlo todo en esta vida.
Muchas gracias al ser que me enseñó a creer en esto, que me mostró que es mucho más lindo e increíble que lo que uno se pudo haber imaginado antes.