{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

sábado, 8 de octubre de 2011

Music On, World Off.

.
Sola en mi cuarto, acostada en mi cama, tres y media de la mañana, auriculares, música a todo volumen; estoy en el cielo. Siento como si la música estuviese dentro de mí, y me dejo llevar por cada sonido. Espero con ansias que arranque la parte fuerte de la canción, siento como explota mi cabeza con cada golpe. Va más allá de todo, es increíble. Cada canción me transmite una sensación distinta, me produce una adrenalina que ninguna otra cosa me hace sentir. De repente ya no es sólo música, es mucho más; se suman más sentidos y nuevas sensaciones. Mi cuerpo pide moverse, casi no lo puedo evitar. Todo sonido va ingresando por mis oídos, y me hace ver e imaginar cosas; es casi como soñar. La suavidad y la energía de la canción me transportan a otro lugar.