{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

martes, 11 de diciembre de 2012

Hoy y para el resto de nuestras vidas.

.
Verte apenas, ya sea tu sombra o tu lejano reflejo en un espejo, ya me provoca millones de sensaciones. A medida que te vas acercando todos mis sentidos y sensaciones se confunden, dejándome completamente muda y sin saber que hacer; muero por hablarte, por abrazarte, por contarme millones de cosas y no sé por dónde empezar. Amo ese segundo en el cual te das vuelta y me das una sonrisa, de esas que tanto extrañaba. Me hace tan feliz ver que vos también me querés.
Pasaron más de dos años y me duele saber que más de la mitad de ese tiempo estuve ausente. No fui lo suficientemente buena con vos, pero te juro que eso va a cambiar. Por eso estoy volviendo, para demostrarte que estoy decidida a mantener la promesa que te hice. Voy a aprovechar cada segundo que esté con vos, porque te extrañé cada vez que no estuviste. Vuelvo porque cuando te acercas a mi, siento de nuevo esas mariposas en la panza y ese temblor en las piernas.
Tal vez ya es hora, tal vez ya llegamos a ese punto que tanto esperábamos o tal vez no. Da igual; que vengan los años, no me importa. Ya pasaron varios y ninguno pudo derribarnos. Habremos tenido nuestros altos y bajos, pero siempre logramos dejar todo eso de lado.
- Cualquier parecido con la realidad, puede o no, ser coincidencia -