{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

lunes, 27 de junio de 2011

Los sueños.

.
Los seres humanos sólo soñamos durante la fase REM. Cuando nos dormimos entramos en un momento de presueño, que da lugar al inicio de la fase primera del sueño No-REM. Habitualmente se suceden numéricamente las cuatro fases No-REM, entre las que van intercalándose, cada 60-90 minutos, fases del sueño paradójico. Es en esos periodos cuando los humanos soñamos. Por lo tanto podemos calcular estadísticamente que una persona normal sueña entre cuatro o cinco veces aproximadamente durante ocho horas de sueño. El hecho de no ser conscientes de nuestros sueños no quiere decir que cada noche no soñemos; lo que sucede es que sólo recordamos una parte de los sueños que se producen en nuestra vida.
Los sueños se caracterizan por la aparición de imágenes distorsionadas, y en muchas ocasiones absurdas, que sueles escenificar sucesos o acontecimientos. Los psicoanalistas creen que la sucesión de imágenes tienen algún significado.
Freud comprobó que los sueños de sus pacientes tenían una estrecha relación con los recuerdos reprimidos. Afirma que es el inconsciente el que aparece en el sueño, aprovechando la debilidad en la vigilancia del YO. Aunque, puesto que este no ha perdido toda su fuerza represora, actúa sobre los contenidos del inconsciente, deformándolos para evitar que provoquen angustia o frustración. Según Freud, los mecanismos más importantes de esa transformación son:
  • - Censura: Acción que ejerce el YO sobre los contenidos amenazadores del inconsciente. Según Freud adopta tres formas:
  • a) Omisión-atenuación: Se elimina o se atenúa parte de los recuerdos reprimidos que aparecen en el sueño.
  • b) Modificación-Insinuación: Con el fin de atenuar el contenido latente, se modifica éste o apenas se lo insinúa.
  • c) Desplazamiento: El énfasis del sueño no se centra sobre el contenido inconsciente de forma directa, sino más bien sobre algo trivial con lo que es relacionado.
  • - Condensación: Mecanismo que consiste en agrupar varios contenidos inconscientes en un solo objeto. Por ejemplo, las imágenes de personas conocidas aparecen con atributos que pertenecen a otros individuos.
  • - Simbolización: Consiste en evitar que los impulsos inconscientes se muestren en sí mismos. No aparecen directamente, sino bajo la forma de objetos o situaciones que los simbolizan, evitándose así la ansiedad.
Para interpretar un sueño es necesario descubrir los contenidos latentes que se expresan en él, desenmascarando las distorsiones de la censura. Parece ser que todas las personas soñamos con recuerdos, hechos, que nos han sobrevenido durante la vigilia del día anterior. Al principio, Freud mantuvo que todos los sueños eran realizaciones de deseos inconscientes, incluso hasta las mismas pesadillas o sueños angustiosos. Afirmó que los sueños angustiosos provocaban placer, puesto que los deseos expresados en ellos eran masoquistas y mostraban un impulso de autocastigo por parte del sujeto.