{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

viernes, 9 de marzo de 2012

Y mi mente se apagó.

.
No puedo ni pensar, siento como si mi cerebro ya no funcionara. Mi camino se llena de autos, mis pensamientos se vuelven la niebla que no me deja ver. Todo pasa tan rápido, siento que estoy cada vez más cerca de chocar. Las ganas de vomitar lo que siento aumentan, pero nada sale. En la radio se escuchan voces, el volumen aumenta, no paran de hablar todas a la vez, apenas se entiende. De repente siento mis manos y pies atados. De la nada alguien me tapa la boca, sin dejarme emitir ningún sonido. Veo tanto venir, sin poder evitarlo. Y la impotencia de hacer algo me invade.

A veces uno cree que todo es color de rosa, aún sabiendo que nunca las cosas son así. Y así es el ser humano, un idiota que de alguna forma sigue creyendo que todo es fácil. Pero si uno no creyera en eso, se estancaría, no avanzaría.. Supongo que la vida es así, caer para aprender a caminar. Sinceramente, ya no sé que creer, la vida siempre me va a terminar cagando. Y una parte de mí muere con cada desilución que tengo; por suerte, cuanto menos queda de mí, menos siento, menos duele. Todo se va volviendo más fácil.