{ InicioSobre mí TwitterTumblrInstagramFacebook PáginaFotos }

jueves, 15 de marzo de 2012

Ciertas cosas no se pueden negar.

.
Fue como si volviese a pisar esa casa por primera vez. Estaba volviendo a conocer a esa persona. Estaba descubriendo su mundo, visto de otra forma. Sentía todo tan frío y vacío. El miedo no me dejaba parar de temblar; sentía ganas de salir corriendo, de desaparecer. Apenas lo vi, todo lo que sentía se intensificó muchísimo más. Traté de resistir, de seguir todo como lo había pensado. Sólo quería escuchar su parte e irme. Todo estaba yendo como yo lo había imaginado, pero en cuanto vi su sonrisa y sentí su mano rozar la mía, algo en mí cedió. Todo se transformó en algo tierno. Pensé que iba a ser distinto esta vez, pero fue volver a enamorarme. Volver a sentir todas esas cosas que sentí la primera vez que lo vi, y mucho más.
Creo que a veces, pase lo que pase, uno no puede cambiar lo que realmente siente. Puede volverse frío, pueden hacerse las cosas de otra manera, o aparentar no sentir nada. Pero siempre va a haber un punto débil dentro nuestro que nos venza.
Y sigan el blog de un amigo, recién empieza :)
www.mundicolorum.blogspot.com